Hablar de calidad en las empresas no es una moda más como puede parecer, no es algo espontáneo. La calidad debe de estar gestionada, y planificada la manera de obtenerla, asignando los recursos necesarios, controlando los resultados, y aplicando medidas correctoras.


Una organización del sistema de calidad implica definir:

Qué objetivo se pretende con la implantación
Qué actividades hay que realizar, plazo de ejecución de las mismas y responsables
Un sistema de control de objetivos y actividades en función de los resultados esperados
Una forma de medición de los resultados alcanzados

La Gestión de la Calidad se advierte como aspecto clave en la estrategia de negocio de las empresas españolas, implantar en la empresa un sistema de Gestión de Calidad fiable es pues, requisito indispensable para la competitividad de la empresa en el actual mercado global. Existen multitud de sistemas y metodologías en materia de calidad. Los más conocidos son los de Aseguramiento de la Calidad basados en las Normas ISO y en el Modelo EFQM, pero no existe un modelo óptimo, éste dependerá de la estrategia y situación de la empresa, la cual deberá elegir el sistema que mejor se adapte a sus requerimientos. En todo caso, debe ser un modelo planificado, no improvisado, y para su gestión, los Recursos Humanos son un elemento básico.

Para apoyar la implantación de sistemas de calidad en las empresas de Castilla y León, la Agencia de Desarrollo Económico tiene diversos programas.

La Agencia de Desarrollo Económico de Castilla y León, entidad dependiente de la Consejería de Industria, Comercio y Turismo, fue creada par promover el desarrollo de la actividad económica y el sistema productivo en Castilla y León.

EL ADE está promueve programas de actuación para la competitividad y calidad de la empresa